República Checa nos espera

Tras casi 7 horas de viaje en tren, de las cuales 5 horas y media me las pase durmiendo, llegamos a Praga procedentes de Cracovia y se suponía que era un tren de los rápidos….

Post-it Mamá: no os preocupéis por la primera o segunda clase del tren, al ir con peques nadie querrá sentaros con vosotros y en la primera clase hay más compartimentos libres; y no olvidéis agua para el viaje porque sólo hay una parada donde comprar víveres.

Comenzamos nuestro recorrido por la ciudad de Praga visitando la Ciudad Vieja y topándonos con un reloj chulísimo, el reloj astronómico, con la suerte de ver a unas figuritas moviéndose alrededor de él, esto parece ser que ocurre a todas las horas en punto y son los 12 apóstoles, ya me explicarán más adelante quiénes son estos señores.

En seguida mis padres comenzaron a buscar algo llamado Pivovar donde bebían un líquido muy amarillo, ¡la cerveza checa!, hasta que tenga 18 años no puedo probarla pero por entonces creo que tendré que volver al Monasterio de Strahov a probar su cerveza sin filtrar y la no pasteurizada, además tiene unas de las mejores vistas de la ciudad, eso sí, es cuesta arriba y casi acabo con mis padres. Os podéis imaginar que la bajada es lo mejor a través de un parque con mirador y teleférico incluido.

Post-it Papá: recordar que la cerveza sin filtrar o sin pasteurizar sólo podréis probarla allí, aprovechar la oportunidad.

Monasterio de Strahov

Os propongo el reto de encontrar la entrada a Iglesia de Týn en la Plaza de la Ciudad Vieja, si lo conseguís daros el homenaje de un codillo con unas buenas cervezas en un Pivovar justo detrás de la Iglesia.

Iglesia de TýnY que os parece dar un paseo por el río Moldava para ver sus maravillosos puentes desde otra perspectiva, abrigaros bien aunque sea verano porque la humedad no perdona.

Sólo duró 4 días nuestro cuento de hadas en Praga, muy poquito tiempo para esta ciudad con tanto rincones por explorar, no os podéis ir sin subir al Castillo que os llevará la mañana completa, ¡imprescindible!, además del puente de Carlos y perderos por Malá Strana.

Prometo volver a Praga porque ví por allí unos dibus de colorines con unas luces en un lugar llamado teatro que no me enseñaron Papá y Mamá….

Siguiente viaje……………..Galicia.

                                                           cropped-high-res3.png

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s